¿Por qué voy a dejar de procrastinar mis proyectos? -I'M BACK-

miércoles, noviembre 02, 2016

Pero bueno, llevo tres semanas sin publicar nada y ahora vengo con palabras extrañas como PROCRASTINAR. ¿Qué está pasando?

Vale, yo te lo explico. Lo primero es lo primero: 

¡BONJOUR!
He estado ausente estas últimas semanas debido a varios problemas que me han surgido pero como la cosa se ha ido tranquilizando y tenía muchas ganas de volver, pues he vuelto. No voy a extenderme en este tema porque lo explico con más detalle en la newsletter que envié ayer -suscríbete para no perderte NADA- y además, me muero de ganas de explicar la entrada de hoy.


Procrastinar. Diferir, aplazar. 
¿Te suena? Sí, debería. Es ese momento en el que deberías estudiar pero estás viendo la tele o quizás deberías subir una entrada a tu blog pero estás haciendo cualquier otra cosa. Es el momento en el que aplazamos cualquier actividad que no nos guste o que requiera un gran esfuerzo para nosotros -ej: estudiar-. Porque oye, es más fácil estar pegado al móvil que limpiando la casa.

Todos alguna vez hemos procrastinado una actividad. En mi caso es la de comenzar y terminar mis proyectos. 

Cada día se me ocurren miles de ideas que podría publicar en este blog. Sin embargo la pereza, la poca motivación o maldita costumbre de procrastinar todo, provoca que nunca veáis ninguno de mis proyectos, Un ejemplo claro sería mi proyecto fotográfico. En teoría debería de haber finalizado el día 1 de octubre o como mucho a finales de ese mes no obstante, hemos comenzado noviembre y aún me quedan fotos que subir. 

Os cuento esto porque debo evitar la maldita procrastinación. Ni siquiera debería conocer este término pero soy una p**a vaga. Así que para motivarme y motivaros os dejo 5 razones para no procrastinar:
  1. Tiempo perdido. Ver la televisión en vez de hacer nuestras obligaciones hace que perdemos un tiempo considerable que JAMÁS vamos a recuperar. Y recalco la palabra JAMÁS.
  2. El último día te vas a cagar. Si has dejado todo para el último día prepárate para pasar la mejor noche de tu vida -ironía modo: on-.
  3. Duermes poco o no duermes. Claro dejarlo todo para el último momento provoca que tengas que robar algunas horas a otra actividad y mira por donde, va a ser a las horas de dormir.
  4. Se te olvidan los proyectos especiales que tenías. Ya no recuerdo las veces que me ha pasado esto: cuando tengo una idea y no la apunto se me acaba olvidando. Una de las soluciones sería ponerme a hacer dicho proyecto al instante pero ¿creéis que voy a hacer eso? NO. Otra solución sería apuntar las ideas en una agenda sin embargo, también aplazo esa tarea. Resultado: olvido de las ideas.
  5. Sentimiento de culpa. Si un día no haces tus obligación date por seguro que el día siguiente vas a estar "soy un vago/a", "ahora podría hacer otras cosas en vez de esto"...




 NO TE OLVIDES:    Q&A   TE REGALO LO QUE MÁS QUIERAS 
Deja tus preguntas para mi Q&A aquí. También puedes enviarme tus preguntas a mi email: nuestrasvidas@hotmail.es

Además, para celebrar el tercer aniversario del blog, voy a regalarte lo que más quieras. Solo tienes que rellenar esta encuesta (son dos preguntas).

You Might Also Like

2 comentarios

  1. La verdad es que me pasa lo mismo con lo de procrastinar en todos los sentidos que has comentado. Supongo que lo necesitamos para descansar o algo por el estilo. :)

    ¡Buen post!

    Blue Butterfly

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, yo entiendo que muchas veces necesitamos parar para volver a empezar con más ganas. El problema está en que hagamos esto (procrastinar) continuamente y sin ninguna razón. Por eso, voy a intentar ser más productiva y alejarme de las interrupciones lo más que pueda.

      Eliminar

Gracias por tu participación en mi mundo de pocas palabras :)