5 razones para odiar la navidad

viernes, diciembre 23, 2016

¡BONJOUR!
Hace dos días se me vino a la cabeza la idea de esta entrada y tenía demasiadas ganas de publicar la hoy. Para ello es necesario mezclar mi lado hater y mi sentido del humor. ¿El resultado? X razones para odiar la navidad.

Ojo, esta entrada está exclusivamente hecha con mi opinión sobre la navidad. No soy el Grinch y tampoco pretendo serlo, simplemente me apetecía "desahogarme". La semana que viene haré otra entrada con las razones para amar la navidad. Así ambos lados están cubiertos 😅

    1. Hipocresía. No es un invento mío, esto es muy real. Todo un año sin hablar con nuestros primos lejanos o con cualquier otro familiar y luego, cuando están reunidos todos en la cena, es el momento de acordarnos de ellos, de fingir que nos importa su vida y sobretodo, lo "mucho" que les hemos echado de menos. O sea no me engañéis, es algo que pasa y seguirá pasando.
    2. La obligación de ser feliz. Da igual si horas antes de acabar el año has tenido una gran pelea con tus padres, te has roto una pierna o el estomago te duele a rabiar. No importa porque el "espectáculo" debe continuar. Te tragarás esos sentimientos y sacarás tu mejor sonrisa porque nadie que ser el causante de estropear este día tan especial a los demás.
    3. Las típicas preguntas de mierda. Si estás soltera: ¿tienes novio?, si tienes novio: ¿y la boda?; si estás casado: ¿para cuándo el bebe? Por dios es lo más repetitivo y cansino del mundo. Dejad de preguntar esas cosas y centraros en la cena.
    4. Más miembros de la familia = más felicidad. Sin duda este es el punto que más rabia me da. Sigue existiendo el típico pensamiento de que cuantos más seas en navidad, más felicidad vais a tener. Es estúpido pero cuando le dices a la gente que vas a pasarlo con 3 personas -es un ejemplo- te miran raro. Incluso llegan a poner una cara tipo "qué penita me das". Suena gracioso pero es verdad, celebrar la navidad con pocas personas hace que la gente piense lo peor de ti o les des pena. Una estupidez pero bueno.
    5. Presión social por beber. Me pasa siempre. No suelo beber por no decir que nunca bebo pero cuando llegan estás fiestas todo el mundo se pone a dar por culo para que beba. NO QUIERO BEBER, NO QUIERO BEBER, NO QUIERO BEBER. En serio porque debo beber alcohol para integrarme o pasarlo mejor -eso piensan ellos-. En fin.

Pues estás son mis 5 razones para odiar la navidad. ¿Cuáles son las tuyas?

You Might Also Like

0 comentarios

Gracias por tu participación en mi mundo de pocas palabras :)