Adiós

domingo, junio 19, 2016

Otro día cualquiera.
Despierto por la mañana, hago las tres o cuatro cosas de siempre y después... nada.
Tumbada en mi cama sin pensar en nada concreto, mientras miro el techo. Dejo pasar los segundos, minutos y horas. No sé qué hacer.

Me siento atrapada, incapaz de seguir luchando. Cuando reflexiono sobre mi vida lo único que se me ocurre es que una fuerza externa está tomando decisiones por mi. Probablemente imagino eso para sentirme menos culpable porque si no fuese así, si nadie estuviese tomando decisiones por mi, no podría explicar lo atrapada que me encuentro. ¿Será que nunca he tomado alguna decisión correcta?
Intento comprenderlo pero a la única conclusión que llego es a lo mal que lo paso cada día.
Soy prisionera de mi propia vida. Bueno, de mi no vida.


No encuentro escapatoria. Cada día que pasa estoy más cansada y con menos fuerza. Ya no sé que hacer.
La única salida es acabar con esto, no hay otra opción. De todas formas ya estoy muerta por dentro. Se acabó posponerlo una y otra vez.

Mientras estoy escribiendo la bañera se está llenando. No tengo miedo ni pizca de arrepentimiento, no logro sentir nada.

Llego la hora. Esta es mi despedida. 

Dejaré de escribir en cualquier momento para dirigirme a la bañera. Meteré los pies, me sentaré, echaré el último ojo a las cosas de la habitación... Por último introduciré mi cabeza y mis brazos, cansados de múltiples luchas anteriores, harán su último esfuerzo para sumergirme durante unos minutos. 

Ese será mi final. Lo único que quedará es mi cuerpo como representante de todo los momentos vividos, la mayoría malos. Sólo quedará mi cuerpo flotando... sin más. 




Para entender el por qué de esta entrada, pincha aquí.

You Might Also Like

8 comentarios

  1. Me he quedado petrificada cada palabra que leía, la sentía. Menos mal que luego has aclarado a que se refería. Gran relato dramático.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siento si te has asustado. Simplemente un día se me ocurrió este "relato" -no lo considero como tal- y lo apunté en mi cuaderno. Días después lo volvía a leer pensando que sería interesante subirlo al blog.

      Eliminar
  2. Wow! 0.o Así me quedo al leerte! así que me quedo por aquí para seguir leyendote! Gracias por pasar por mi blog! me a hecho mucha ILU! *.* Un besazo enorme!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡No sabía que iba a crear tal impacto!
      La verdad se me ocurrió sin más y quise compartirlo en el blog.

      Eliminar
  3. Ante todo agradecer tu visita y tu comentario...
    Seguidamente enhorabuena,precioso blog y genial manera de transmitir tus sentimientos interiores por un momento fui tú. Simplemente chapó!
    Considerame seguidor. Un beso, a la espera de más.
    http://seacaboelcuento.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias por el comentario. Me alegra saber lo mucho que ha podido transmitir este pequeño "relato".

      Eliminar
  4. Me alegro que el relato solo forme parte de una sección y no que sea algo que se te haya ocurrido realmente, fiu. Estaba leyendo y poniéndome en situación y mi cara era todo un poema. Bueno, y por otra parte, es geniaaaal que te guste escribir historias/relatos/textos. Yo también lo hago, desde que era niña ^^ Voy a escuchar la canción, que aún no la he puesto.
    Gracias por pasarte por mi blog, por cierto :) ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me ha sorprendido bastante lo mucho que os ha trasmitido este relato, nunca hubiese imaginado que pasaría eso. Muchas gracias por tu comentario :)

      Eliminar

Gracias por tu participación en mi mundo de pocas palabras :)