Mi semana como vegetariana

martes, julio 12, 2016

¡BONJOUR!
Comenzando con el reto de los 7 días -si no sabes de qué estoy hablando pincha aquí- hace unos meses decidí cambiar mi "estilo de vida" pasando de una alimentación omnívora a una dieta vegetariana, al menos durante una semana. 

Decidí comenzar con este "reto" porque quería saber de primera mano hasta que punto los estereotipo sobre este tema son ciertos. Con esto me refiero a los típicos: "los vegetarianos/veganos no tienen energía por falta de nutrientes, ellos se mueren de hambre, no hay variedad de platos..."


Antes de empezar aclaro que únicamente me alimentaba de dos productos de origen animal: queso y huevo. Lo que se conoce como: ovo y lacto vegetarianismo. Aunque si queréis sabéis más buscad por internet. Bueno, ahora vamos con mi experiencia que seguro os va sorprender.

Debo decir que al principio de la semana -lunes- me veía incapaz de no comer carne ni pescado durante siete días  y eso es lo que más me entristeció. Seamos realistas, una semana es poco tiempo y no verte capaz de hacer algo tan sencillo como no comer alimentos de origen animal -durante ese período- te hace darte cuenta de lo mucho que abusamos de ellos. 
No os miento cuando os digo que después de 3 días siendo vegetariana empezó a acumularse mucha comida -lógicamente productos animales-. Esto me hizo darme cuenta de nuevo, la cantidad de carne o pescado que consumimos.

Parece mentira pero sumando el almuerzo de media mañana -sándwich con chorizo o cualquier embutido-, la comida -muchas veces chuleta o pescado con ensalada- y la cena -salchichas o un montado-, da una barbaridad de alimentos. De esto sólo te das cuenta cuando pasas a una dieta vegetariana o vegana, al menos en mi caso.

En fin. Fue indignante para mi. Muy triste.
Por otra parte y hablando de cosas mejores, quería decir que en ningún momento pasé hambre o pensaba locamente en comer carne. Lo único es que me resulto raro tener que adaptarme a otras cosas pero para nada era algo muy molesto -aún me quedaban mis sándwich de mermelada para el almuerzo :D-. Quizás lo más "complicado" era la comida porque mi familia seguía con su dieta habitual.

Terminada la semana y bajado casi un kilo -otra cosa que me impacto porque no reduje cantidades. Sólo introduje más fruta y verdura- volví a introducir carne
a mi dieta. Lo sorprendente de esto es que la carne me sabía diferente, no era como la recordaba.

En resumen:
Fue una experiencia bastante grata, al menos más de lo que imaginaba. También me alegro de haberlo hecho porque me he concienciado con este tema y aunque sea de poco a poco, quiero tener una vida completamente vegetariana. Y más tarde, vegana. ¿Qué pensáis vosotros?



P.D: Siento haber subido tan tarde esta entrada :S

You Might Also Like

4 comentarios

  1. Holaaa!
    Que interesante entrada, creo que durante una semana lo probaré también! (o al menos intentaré!)
    Felicitaciones, te falta un seguidor para los 100! Jajaj, a mi también xD
    Un besazo, nos leeemos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario.
      Te animo a intentar este reto porque es algo muy interesante y hace que cambies tus hábitos alimenticios.
      Sí, no me había fijado ja ja, sólo queda 1 para los 100.

      Eliminar
  2. ¡Hola!
    Siempre me ha llamado la atención intentar ponerme en el zapato de un vegetariano y saber de experiencia propia como es. Aunque, he estado intentado agregar más vegetales y verduras a mis comidas y sí que me ha funcionado bastante.

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues aunque vayas poco a poco te recomiendo que pruebes durante un período ser vegetariana o vegana. Tendrás una buena experiencia además de comprobar que algunos mitos que circulan por ahí son falsos -como el de tener hambre-.
      Gracias por tu comentario.

      Eliminar

Gracias por tu participación en mi mundo de pocas palabras :)