La verdad es esta

sábado, febrero 20, 2016

¡BONJOUR!
Pasan los días, uno tras otro y yo me encuentro cada vez más perdida. Sin fuerzas. Lloro constantemente por cualquier cosa. Cada vez que intento expresar cómo me siento acabo llorando y no veo salida a este círculo vicioso. Termino agotada, no físicamente sino psicológicamente. Lo único que quiero es dormir y dejar las horas pasar. Aún así me despierto a menudo. Es como si mi mente a pesar de estar durmiendo continúa pensando en mi futuro incierto.
No tengo ganas de nada, aparto mis obligaciones, dejo de hacer las cosas que me apetecen, me aislo. Sí, me aislo pensando que esto me ayudará pero no es así. Mi familia empieza a preocuparse. Yo sigo sin querer hablar de nada, solo pienso en la idea de hacer las maletas e irme lejos de aquí. Viajar sin previo aviso con el fin de encontrar una respuesta.
¿Por qué no puedo dejar de pensar en mi futuro? ¿por qué me aterra la idea de seguir por este camino? Te diré por qué. No quiero una vida corriente, no quiero tener un trabajo el cual he elegido sólo por el dinero que cobro, no quiero esperar a tener 50 años para darme cuenta que no he hecho nada con mi vida. No quiero morir sin haber probado nuevas experiencias. No quiero dejar este mundo sin haberme perdido algunas veces.
Simplemente, quiero sentirme libre. Quiero sentir que voy por el camino correcto, que estoy haciendo lo que realmente quiero.

Así han sido mis últimos días. Casi rozando una depresión. Esta semana me he quedado en la cama dos días porque no encontraba fuerzas para levantarme y seguir luchando por un camino que no sé si es el mío. 
Por suerte hoy me encontraba mejor, más optimista. He salido a dar una vuelta por el campo con la intención de despejarme y me he sentado en una colina por un largo tiempo. Me he quedado observando el movimiento de la hierba debido al aire.
Esa imagen se ha quedado en mi mente como si fuera una fotografía. Ese simple hecho me ha hecho sentir mejor. Me ha hecho ver que todo continúa a pesar de los problemas. La vida, tu vida como la mía, no se detiene. Sigue adelante y hay que aprender a moverse con ella.
No sé si entendéis por donde voy. Lo que pretendo decir es que a pesar de lo mal que estemos o nos sintamos, todo continúa. Puede parecer que la mala racha está siempre con nosotros pero en algún momento pasará. Lo sé.


En pocas palabras:
Al final, lo que importa 
no son los años de vida,
 sino la vida de los años.

You Might Also Like

12 comentarios

  1. La verdad es que te entiendo perfectamente. Hace un año más o menos salí de ese callejón sin salida en el que estuve metida mucho tiempo sin ganas de hacer nada, sin ningún apoyo por parte de mi entorno que no me entendía (porque yo no quiero tampoco una vida convencional) y tampoco sabía hacia donde ir y qué quería hacer.

    Lo único que te puedo aconsejar es que te aclares tú. No tienes el porqué decidir nada pero sí puedes escoger lo que te gusta y ponerte a ello, aunque no te apoyen. Y sé que se dice fácil, pero es muy difícil ponerlo en práctica, pero como tampoco sé como decirte cómo salí de eso, creo que es el mejor consejo que te puedo dar.

    Espero que te ayude y que te recuperes pronto. :)

    Blue Butterfly

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nunca dejaré de sorprenderme con vuestros comentarios, son siempre una ayuda.

      Eliminar
  2. Buena reflexión.... me ha dejado pensando. Beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De eso se trata, gracias por tu comentario. Besos.

      Eliminar
  3. ¡Excelente reflexión! Lo cierto es que hay que vivir la vida al máximo! Probar siempre cosas nuevas y locas, que al recordarlas nos saquen una sonrisa, porque solo eso nos queda al final. No te abrumes tanto y vive tu vida, sigue tu corazón. Saludoss!
    María.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso digo yo, la vida son dos días y debes disfrutarlos no amargarte con lo que piense la gente.

      Eliminar
  4. andamos igual...pero ando tan del tingo al tango que no me da tiempo de empezar a sentirme apatico...aunque aveces asi me asiento, abrumado, aburrido, hasta la madre, melancolico, puff, que compciados.
    saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me suele pasar. Ahora mismo mi estado de humor es muy variable, a veces estoy muy feliz y otras, muy triste.

      Eliminar
  5. creo que no soy la mas indicada para aconsejarte ya que puedo llegar a ser muy pesimista pero intento no serlo, intento vivir la vida dejando de lado las opiniones de los demas..y asi poco a poco seras feliz
    es normal tener miedo y mas a estas edades en las que tienes que decidir que quieres estudiar el cual luego sera que quieres ser, de que quieres trabajar y todo eso sumado a otras cosas es mucha presión por eso conviene relajarse en esos momentos tu has dicho que viste la hierba como se movia y te relaja ahi tienes tu relajación
    por ultimo haz todo lo que quieras hacer porque sino luego te arrepentiras
    un beso
    Ainhoa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De todas formas, aunque te encuentres en mi misma situación, siempre es bueno oír a alguien que pasa por lo mismo. Espero que encuentres pronto tu camino, pero tampoco te obsesiones en ello. Besos.

      Eliminar
  6. Hace mucho tiempo que no me paso por aquí... y me he perdido bastantes cosas por lo que veo...

    Por la entrada que viene después de esta, veo que en cierta manera vuelves a seguir adelante. Como no sabía exactamente el porque de la situación, vengo a pasarme por aquí para entender mejor. Y bueno... entiendo demasiado bien por lo que has pasado, hasta el punto que estoy recordando esos momentos, que por desgracia aun no he resuelto del todo, pero los escondo y sigo adelante, porque aunque uno se siente como la mierda, el mundo sigue su curso, sin poder darle a pausa para reorganizarte. Soy demasiado buena en ese aspecto, y por experiencia, no me hace nada bien. Pero las costumbres cuestan quitarlas, y soy una, en cierta manera, una experta en esconder la cabeza cual avestruz de los problemas.

    Pero bueno... voy a dejar de ser negativa, que este comentario va con retraso con los acontecimientos de la vida, el mundo, y el camino de uno :)

    Seguiré leyendo por aquí, y espero no desaparecer tan abruptamente por aquí :)

    ¡Besos de barro!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, bienvenida nuevamente. Ya echaba de menos tus comentarios.
      Si te soy sincera, yo antes también escondía mis problemas pensando que así se iban y la verdad me sentía peor. Pero como dices, es difícil quitarse algunas costumbres aún así hay que intentarlo ja ja.

      Eliminar

Gracias por tu participación en mi mundo de pocas palabras :)