¡CASI ME ATROPELLA UN COCHE!

martes, septiembre 27, 2016

¡BONJOUR!
¿Qué tal están? Yo sigo con muy buen humor y tratando de preparar entradas muy interesantes que dentro de unos días podrán ver pero por el momento, dejemos este tema a un lado.


Hace un mes estaba triste por la situación que vivía -¿de qué hablo? clic aquí para enterarte- y una la decisiones que tomé fue no hablar de ello en exceso. Como ahora ha pasado un tiempo quería charlar sobre lo que me ocurrió dos días antes de recibir la noticia de que me mudaría a otro país.

Todo empezó un lunes por la mañana. Me había levantado pronto porque tenía que ir a la ciudad vecina para hacer unos recados. Después de terminar esas tareas fui a mi parada de autobús habitual con el fin de regresar a casa. Por el trayecto me encontré a una antigua compañera de clases con la que hablé algunos minutos.

Fue en ese momento en el que el autobús que me llevaría a casa llego y yo que estaba en frente de la parada crucé sin mirar la calle para llegar a la parada, claro está que corte de forma brusca la conversación con mi amiga ya que si no lo hacía iba a a perder el bus.


LO QUE PASÓ A CONTINUACIÓN OS LO PODÉIS IMAGINAR.

Justo cuando yo cruzaba sin mirar un coche se detuvo frente a mi. Sí, casi me atropellan. Menos mal que el hombre pudo verme. Fue todo tan rápido que lo único que recuerdo es lo rápido que me latía el corazón mientras estaba sentada en el autobús. "Hace unos minutos casi me atropellan".


LA RAZÓN POR LA QUE OS CUENTO DE ESTO

Aclaro que no soy de esas personas que piensan en "y si..." ya que considero que hablar de las cosas que no han pasado es un poco tonto pero con esta situación es diferente.

Os imagináis, ¿y si me hubiesen atropellado? Quizás lo más probable es que me hubiese roto algún hueso y ya pero, ¿y si hubiese muerto? Si así hubiese sido ya no me tendría que preocupar de que me tenga que ir. Ya no tendría que preocuparme de nada más.

Sería bonito pensar así, que con la muerte los problemas se solucionan. Sin embargo, no lo es.

Imaginaos que ese día hubiese muerto:
No hubiese experimentado la alegría de saber que nos íbamos a quedar en España semanas después -mi familia y yo-.
No tendría la posibilidad de hacer todo lo que quiero.
No me hubiese dado cuenta de que estaba echando a perder mi vida.
Y sobretodo no me hubiese dado cuenta de que no hay que pensar en los problemas una y otra vez ya que muchas veces esos mismos problemas se solucionan o te das cuenta que nunca estuvieron allí.



En pocas palabras:
Todos en el mundo tenemos problemas, 
lo mejor es vivir sin preocupación, 
soñando y haciendo de nuestros sueños una realidad 
ya que sea cual sea nuestra preocupación 
no merece la pena que todo el tiempo pensemos en ello… 



P.D: Quizás no ha quedado muy claro pero en esta entrada no hablo de la fugacidad de la vida -es algo que ya sé-, hablo de la forma en la que nos enfrentamos a los problemas.


You Might Also Like

8 comentarios

  1. Hola,
    A mi me hace poco me ha pasado algo parecido aunque en mi caso fue una moto, probablemente no me hubiera pasado gran cosa pero casi se me sale el corazón y llegué a una conclusión similar y es que por ir pensando y pensando en todos los problemas no miren el semáforo y por eso pasó.
    Creo que todos estamos muy metidos en nuestros problemas y eso nos cierra la vista a muchas cosas más, me gusta mucho como piensas.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Bonjour! Me alegra verte de nuevo por aquí.
      Vaya siento que pasases por lo mismo, menos mal que no te paso nada malo con la moto.

      En cuanto a tu reflexión tienes toda la razón, nos centramos tanto en nuestros problemas que muchas veces dejamos de ver la realidad que tenemos y debemos vivir.

      Eliminar
  2. ¡Qué bonito te ha quedado Helena! En cuanto pueda volveremos a hablar (lo de ahora es rapidito) prometido :) MILES DE BESOS!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡BONJOUR, María!
      Qué genial es tener noticias sobre ti. En cuanto puedas (no hay prisa) hablamos.

      Eliminar
  3. Oh por dios... No tengo palabras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así me quedé cuando vi pasar todo tan deprisa.

      Eliminar
  4. ¡Hola!
    Pff menudo susto te llevaste. Me alegro que no pasara nada malo al final. Tienes toda la razón del mundo. Hay que vivir más el día a día porque hoy estamos aquí, pero mañana no lo sabemos. Debemos dejar los malos rollos y problemas atrás y a disrutar de los placeres de la vida. Muy buena entrada :D
    Por cierto, ya me quedo por aquí y te sigo ^.^
    Te dejo mi blog por si te apetece pasarte http://unlibroyte.blogspot.com.es/

    Nos leemos! Besitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya ves, el susto que me llevé en su momento fue horrible menos mal que este acontecimiento ha hecho que me de cuenta de lo que realmente importa.

      Eliminar

Gracias por tu participación en mi mundo de pocas palabras :)